Administración Local

Aprobada la reforma de la administración local

El Gobierno deja aprobada la reforma de la administración local al amparo del principio: “una administración, una competencia”.

Administración LocalEl Consejo de Ministros ha remitido a las Cortes su proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que responde al principio de una administración, una competencia y que supondrá un ahorro a las arcas del estado de más de 8.000 millones de euros entre los años 2013 y 2015. El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha afirmado que esta reforma de la administración local, presentada ya formalmente en febrero de este año, es una reforma de marcado carácter “promunicipalista” y que pretende situar a las corporaciones locales en el lugar que se merecen y que “históricamente se les ha vetado”.

Esta reforma pretende la reordenación del caótico Estado de las Autonomías, delimitando exactamente cual es la competencia de las administraciones locales y cual la competencia de las Comunidades Autónomas, de manera que no se produzcan solapamientos ni interminables retrasos burocráticos fruto de la duplicidad de actividades; y además, delimitar también la competencia de la Administración General del Estado.

El Ministro ha explicado que de esta forma se ordenan las actividades del sector público y se racionaliza la oferta de servicios, en este sentido, se definen las actividades que deben realizar las administraciones públicas, sin perjuicio de que puedan realizar otras, siempre y cuando sean sostenibles en términos presupuestarios y financieros.

Asimismo, el ministerio ha resaltado el reforzamiento del papel de las Diputaciones Provinciales, muy olvidadas hasta ahora y que podrán coordinar determinados servicios. Los Ayuntamientos estarán obligados a explicar qué cuesta cada servicio público que ofrecen, de manera que tendrán que decidir si se mancomunan, o si se los ceden a la Diputación, siempre y cuando ésta los pueda asumir en mejores condiciones a un coste más bajo.

De esta forma, la reforma lo que pretende es sustituir el clásico concepto que se venía dando hasta ahora de “coste estándar” para los servicios, por el concepto de “coste real” y efectivo, no se estiman los costes, sino que éstos son los que son sin más, así, se podrán asignar los servicios y competencias a la administración que resulte más eficaz en términos de calidad-precio.

Otra gran novedad que introducirá la reforma y que podría cambiar por completo el mapa municipal español, al menos durante su periodo de vigencia, es que el Gobierno incentivará la fusión voluntaria de Municipios, en otras palabras, aquellos ayuntamientos, que bien por cercanía, bien por pragmatismo, o bien por necesidades económicas, decidan unificarse en un solo Ayuntamiento, dejando uno de los municipios como barrio del otro, recibirán un mayor apoyo financiero por parte del Estado, así se evitará la dispersión administrativa que en muchas ocasiones es demasiado costosa.

Además la reforma limitará la retribución de los cargos políticos y equipara los salarios de los funcionarios que realizan actividades similares, la idea es seguir ahorrando costes en la oferta de servicios públicos a los ciudadanos y promover la actividad económica. El Gobierno ha afirmado que no obstante está abierto a cualquier propuesta que venga desde cualquier formación política, a fin de que el proyecto nazca con el mayor número de apoyos posibles.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario